Primera Plana
Contorno


Catalina Vargas Barrantes y Otto Chinchilla Coto reciben la Medalla de la Comunicación 2018

Rita Castro Vargas | Viernes 9 de Noviembre, 2018

Como un reconocimiento a su destacada carrera en el ámbito de la Comunicación, el Colegio de Periodistas de Costa Rica y Profesionales en Comunicación entregó la Medalla de la Comunicación José María Castro Madriz a Catalina Vargas Barrantes y Otto Virgilio Chinchilla Coto.

El acto se realizó este jueves 8 de noviembre en las instalaciones del Colegio de Periodistas, rodeados del cariño y admiración de compañeros, amigos y colegiados.

Vargas Barrantes es comunicadora, psicóloga y profesora en la enseñanza del inglés, con más de tres décadas de laborar en el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). Fue una de las pioneras en la naciente oficina de Relaciones Públicas y posteriormente su coordinadora.

Por su parte, Chinchilla Coto, comunicador social y administrador educativo, desarrolló su vida profesional en el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), en el que fundó el Centro de capacitación en Locución y de Radio INA, creador del currículum académico para la formación profesional de locutores, y coordinador asistente del proyecto de Emisoras Culturales de Costa Rica, entre otras muchas funciones.

“A Catalina Vargas Barrantes le reconocemos su trayectoria en el ICE, ser una de las pioneras en el departamento de Relaciones Públicas, el cual lideró de forma exitosa y que hoy es un área vital de una de las instituciones más importantes de Costa Rica.

“En el caso de Otto Chinchilla Fonseca, su aporte a la radio nacional es fundamental, ya que gracias a su trabajo es que los locutores de este país cuentan con una formación integral, además que la radio universitaria ha trascendido fronteras”, expresó Allan Trigueros Vega, Presidente de la Junta Directiva del Colegio de Periodistas.

 

Los protagonistas

Catalina Vargas Barrantes, indicó que esta distinción llega en un importante y oportuno momento de su vida, ya que está pronta a culminar más de 30 años de vida laboral y agradece al Colper por haber considerado su nombre.

“La medalla es un honor que comparto con varias generaciones de comunicadores, periodistas, relacionistas públicos, publicistas, diseñadores, entre otros, porque han sido parte de este transitar. De todos ellos he aprendido, principalmente de aquellos que por distintas razones me hicieron invertir una mayor cuota de tolerancia y humildad”, aseguró.

Vargas espera haber dejado una huella en esos comunicadores y que los ayudara a ser mejores profesionales, pero sobre todo personas. Le genera ilusión pensar que quizás tocó el alma de algunos de ellos, porque el ejercicio de una profesión relacionada con la comunicación social, es un desafío permanente a nuestras cualidades y valores personales.

“Agradezco también a la institución donde he trabajado todos estos años, el ICE, porque me ha permitido desarrollarme, proponer, crear y soñar. Ha sido un enorme orgullo trabajar en una institución que ha sabido reinventarse y permanecer en el tiempo”, concluyó.

Por su parte, Otto Chinchilla Coto agradeció primero a Dios, quien ha iluminado el camino para ser un profesional con mística, entrega y amor al prójimo. Asegura que sin la ayuda de su esposa y de su hija, esto no hubiera sido posible.

“Me ha hecho reflexionar y hacer un alto en el camino. Este año 2018 he tenido una oportunidad más de vivir, pero otra muy importante, es la de saber que me entregan una medalla por retos del pasado que me obligan a superarme y a repensar como dar una milla más, sobre todo, por la crisis que enfrenta el país, porque es la crisis más grande de la comunicación, del lenguaje, el significado, los valores, la solidaridad y el respeto por todo tipo de vida y la familia”, expresó Chinchilla.

A su vez, se siente comprometido con el jurado que se fijó en su trayectoria y con el Colper, que siempre le abrió las puertas para crear espacios, compartir y aprender. 

“No puedo nombrar a tantas personas que me ayudaron porque hasta los que se opusieron fueron fundamentales. Si debo mencionar a un maestro que ha sido parte de todo esto el señor Amable Rosario García, director académico de Radio Nederland, quien me guió durante esta larga travesía”, añadió.

 

Antecedentes

El Colegio de Periodistas de Costa Rica estableció en 2004 la Medalla de la Comunicación “José María Castro Madriz”, como un reconocimiento que podrá otorgarse máximo dos veces al año, a las personalidades e instituciones públicas y privadas, organismos no gubernamentales, tanto nacionales como extranjeros, por su apoyo excepcional al desarrollo de la comunicación social en Costa Rica. Este reconocimiento se enmarca dentro de lo expuesto en el capítulo I, articulo 1° de la Ley Orgánica del Colegio de Periodistas de Costa Rica, número 4420.

Algunos de los ganadores han sido el Centro de Locución del INA (2009), Nelson Murillo Murillo y Glenda Umaña Medina (2012), Mario Segura Vargas (2014), Yehudi Monestel Arce (2016), Marjorie Sibaja Barrantes y Marlene Cambronero Picado, fundadoras de la agencia Edilex (2017).

 

 

 

Agregar comentario

Comentarios