Primera Plana
Contorno


Octubre se tiñe de rosa

Abigaíl Rodríguez Vargas | Viernes 19 de Octubre, 2018
  • Hoy es el Día Mundial del Cáncer de Mama

 

 

¿Sabía usted que una de cada 22 mujeres menores de 75 años son diagnosticadas con cáncer de mama y una de cada 73 mujeres morirá por tumor de seno?

Por estas cifras, este tipo de cáncer ocupa el primer lugar en incidencia y mortalidad. Los casos se empiezan a detectar entre los 20 y 24 años, pero se observa una mayor incidencia a partir de los 45 años.

Género, edad, herencia, menarca temprana (menstruación antes de los 12 años), menopausia tardía, uso de anticoncepticos orales por más de 10 años, sobrepeso, sedentarismo, exposición a radiación y embarazos en edades tardías, son algunos de los factores a los que se exponen la poblacion femenina a padecer tumor de seno.

 “Aunque se considera en diferentes tipos de cáncer no es la razón principal, muchas veces la combinación de factores suele explicar mejor la aparición del cáncer, por ejemplo mezcla de factores hereditarios (mutaciones genéticas y características raciales por ejemplo) y ambientales o estilos de vida no saludable (alimentación, tabaquismo, entre otros)”, comentó el doctor Carlos Siri, Decano de Medicina de UCIMED.

Alimentación

Tatiana Vargas, nutricionista de Consultas Nutrición, explicó  que muchas personas diagnosticadas de cáncer de mama buscan información adicional sobre los aspectos alimentarios que podrían modificar para combatir la enfermedad, investigan los productos, las cocciones, o los hábitos que podrían ser perjudiciales o tener un efecto mágico o milagroso en el organismo. Sin embargo, tales consultas podrían generar desinformación, por lo que lo ideal es consultar al médico.

De acuerdo con la especialista, algunos de los alimentos que se pueden consumir  en los tratamientos comunes que llevan las personas son el consumo de lácteos, los cuales aportan proteinas, vitaminas y minerales, eso si los lácteos deben de ir descremados, es decir bajos en grasa.

En cuanto al azúcar, se puede ingerir con moderación, específicamente el que procede de las frutas, las hortalizas o los cereales. Lo que sí hay que limitar y de preferencia eliminar es el comer alimentos ricos en azúcares añadidos.

Además, se recomienda un buen consumo diario de frutas y vegetales, sin embargo, debido al alto uso de pesticidas, herbicidas y antibióticos se deberían comprar en establecimientos de confianza y calidad, de preferencia de origen orgánico. Por otro lado, es necesario eliminar bebidas alchólicas, ya que esto aumenta en un 40% el riesgo de padecer cáncer.

“Un estilo de vida saludable no puede curar el cáncer, pero ayuda a las personas que lo padecen a afrontar mejor los tratamientos, favoreciendo su recuperación y calidad de vida. De un 40% a un 50% de los tipos de cáncer se pueden prevenir si modificamos los estilos de vida incluyendo la dieta”, expresó Vargas.

Aún con estos hábitos, la mayor parte de la prevención va enfocada a la educación de la mujer en la realización del autoexamen de mamas y la realización de exámenes de tamizaje a la edad adecuada (mamografía), de acuerdo con la doctora Carolina Porras, investigadora de la Agencia Costarricense de Investigaciones BIomédicas(ACIB).

 

Agregar comentario

Comentarios