Primera Plana
Contorno


Replicar lo que se lee en redes sociales puede traerle consecuencias

Omar Brenes Fernández | Jueves 11 de Octubre, 2018

Aunque creamos ser inmunes dentro del mundo virtual, esto nos puede pasar la factura, si sucumbimos a la tentación de hacer publicaciones que pueden conducirnos a problemas personales, pasionales y hasta legales.

Para el presidente del Colegio de Periodistas Allan Trigueros Vega, “hay que tener claros los conceptos del manejo de la información en una era en la que todos podemos publicar lo que consideremos oportuno. De primero está la responsabilidad que tenemos con lo que publicamos y con lo que replicamos. Si alguien lanza una injuria o una calumnia y nosotros la replicamos, somos legalmente responsables sobre eso”, explicó.

Trigueros expuso sus argumentos en su ponencia “Ética y responsabilidad de la opinión pública en el ciber-espacio: ventajas y Riesgos”, desarrollada por varios expertos en comunicación y que se realizó en el edificio central de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), promovida por la Comisión Institucional de Valores ARESEP-SUTEL.

Otro aspecto que implica una gran carga de responsabilidad es la reproducción de noticias sin pasarlas por el tamiz del criterio o si esa información pudiera ser perjudicial para un tercero. “No podemos tomarnos tan a la ligera el tema de compartir cualquier cosa. Esta responsabilidad es extensiva en verificar qué están haciendo nuestros hijos con sus redes sociales, porque también podrían meterse en problemas dado a que se asumen las responsabilidades sobre cada uno de sus actos”, agregó.

La advertencia del experto en comunicación es que “necesitamos políticas públicas, y que las instituciones responsables lancen campañas en donde se le explique a la gente que lo que publica no es algo antojadizo. Y que se les explique que siempre se deja una huella, o sea, lo que la persona escribe en un WhatsApp, lo que escribe en Facebook, aunque lo borre, siempre deja una huella”.

 

El caso de los community managers

Nunca una empresa o institución fue tan frágil a sufrir crisis de imagen como ahora y en su mayoría por las publicaciones desafortunadas hechas por el personal a cargo de administrar sus perfiles de las redes sociales.

Las personas destinadas a estos puestos demandan una gran dosis de entrenamiento y prudencia para responder a las necesidades de comunicación digital.

En este apartado Allan Trigueros advierte que “cualquier persona que esté en una institución la representa dentro y fuera de ella. Hay que entender que, si alguien emite un criterio y es parte de una empresa, el público lo va a ver como parte de esa institución. Y esa es una responsabilidad grande, que se vuelve necesaria la capacitación constante a las personas que administran perfiles de redes sociales empresariales o institucionales y deben entenderlo así”, aseguró.

Nuestra privacidad es cada vez más vulnerable

El tercer punto de Trigueros en su ponencia sobre ética en redes sociales tuvo que ver con que nuestra privacidad es cada vez más vulnerable y tanto empresas o instituciones saben más de nosotros.

“Estamos permitiendo a quienes tienen las redes sociales, que cada vez penetre más en nuestra privacidad. Con eso esas empresas o instituciones saben con una precisión cercana al 90%, por ejemplo, dónde va a estar el año siguiente o cuáles son las formas de compra, cuándo se enciende una computadora, porque la huella digital no se puede borrar y es absolutamente fácil de rastrear”, apuntó.

Dadas las condiciones, no queda más que tomar nota sobre estos datos y ejercer la responsabilidad necesaria y así evitar problemas.

 

Agregar comentario

Comentarios