Lunes 25 de Marzo, 2019
Contorno

Tecnología: aliada y amenaza de los puestos de trabajo

Rita Castro Vargas
Lunes 17 de Diciembre, 2018

Hace unas semanas, un robot presentador de noticias fue la sensación de los medios de comunicación a nivel internacional. Fue creado por la firma Sogu, luce como una persona real, pero es virtual.

De acuerdo con informaciones, los ingenieros se basaron en una plataforma de inteligencia artificial de aprendizaje automático, misma que es capaz de analizar vídeos de otros presentadores reales para posteriormente crear una animación con el personaje, por su parte los técnicos de Xinhua sintetizan la voz y alimentan al robot de noticias para que hable como si se tratara de todo un profesional.

Otro caso son los bots o chatbots, como Layla, desarrollado por la compañía nacional Impesa, el cual puede adquirir, cancelar, bloquear o revisar los saldos de las tarjetas de crédito; contratar productos financieros como créditos o seguros; realizar consultas sobre seguros y planes de teléfonos, entre otros.

Johnny Robles, Chief Technology Officer (CTO) de Impesa, explicó que los bots son sistemas automatizados que permiten tener experiencias conversacionales con seres humanos reflejando cierto nivel de inteligencia, principalmente en el entendimiento de lenguaje natural. Agregó que utilizan técnicas de inteligencia artificial (AI) para lograr objetivos como el procesamiento del lenguaje natural de los humanos, el aprendizaje supervisado y redes Neuronales, entre otros.

Poco a poco, los robots desplazan la mano de obra. Paola Vega Castillo, Viceministra de Ciencia y Tecnología, comentó que según los indicadores nacionales de ciencia, tecnología e innovación 2017, más de un 50% de las industrias del sector de manufactura realiza innovaciones relacionadas con la automatización de los procesos productivos. Esto implica la utilización de tecnologías tales como la visión por computador, inteligencia artificial, robótica, mecatrónica, control electrónico, sensórica, internet de las cosas, entre otras.

Leda Muñoz García, Directora Ejecutiva de la Fundación Omar Dengo, confirmó lo anterior y añadió que estas tecnologías se utilizan desde hace años en la industria de automóviles y en la fabricación de moldes de plástico o metal que brindan productos a casi todos los sectores productivos.

“Los equipos son muy variados, incluso dentro de la categoría de la robótica hay una gama muy amplia de opciones, desde mini y nano-robots, robots muy simples que realizan unas pocas funciones, y robots mucho más complejos.  Además están entrando con fuerza las impresoras 3D”, dijo.

 

Oportunidades

Todos buscamos simplificar nuestras labores diarias y en el caso de las empresas, aumentar la producción sin necesidad de contratar más personal, los robots laboran con alta precisión, estandarización y confiabilidad. 

Según Muñoz, se facilitan enormemente las tareas de actualizar, agregar, eliminar o modificar información o procedimientos simultáneamente en miles o millones de unidades de trabajo.

“La adopción de estas tecnologías permite tener procesos más eficientes en cuanto a la velocidad de producción, reducción de cantidad de material utilizado, precisión de los productos y procesos productivos, mejores controles de calidad, obtención de datos adicionales para el análisis y optimización de los procesos industriales y mejora en la seguridad ocupacional de las personas relacionadas con estos procesos”, acotó la doctora Vega.

 

El trabajador humano siempre será necesario

Aunque la inteligencia artificial no se cansa ni tampoco es necesario darle feriados, carece de habilidades asociadas a la capacidad humana como lo es la empatía, tampoco pueden resolver problemas que se presenten el momento.

“Por otro lado siempre se ocuparán técnicos y profesionales con un buen dominio de los conceptos fundamentales de cada disciplina, personas que han desarrollado un pensamiento profundo que les permite contar con un nivel de comprensión abstracto, el cual no puede ser manejado por los dispositivos, ni se encuentra en una búsqueda de internet”, comentó Muñoz.

Vega no considera que las tecnologías sean una amenaza, sino que promueven un ambiente de trabajo más seguro y mejores condiciones de salud ocupacional.

Sin embargo, la tendencia a la automatización y el uso de tecnología en la industria continuará en aumento, lo que implicará una reorganización de las labores que las personas realizan: “esto presenta una oportunidad para las personas, puesto que podrán asumir funciones de mayor valor agregado y con ello potencialmente podrían lograr una mejora en su remuneración. Se necesitará personal que sea capaz de utilizar la tecnología, supervisar, programar, calibrar y dar mantenimiento a los equipos. No se trata de un desplazamiento del recurso humano, sino de un cambio de funciones, para lo cual se necesita fomentar”, aseguró Vega.


 


Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario