Tipo de CambioCompra Venta
USD $ / CR ¢ 563.46570.32
EUR € / USD $ 0.00
Fuente: BCCR
Primera Plana
Contorno


Ticos siguen fallando en la protección de sus datos en la red

Rita Castro Vargas | Miércoles 29 de Enero, 2020

Claves genéricas, exceso de confianza y desconocimiento de la ley son algunos de los principales errores que cometen las personas a la hora de proteger sus datos. Así lo indicó Adrián Bustamante, miembro de la Junta Directiva y de la Comisión de Ciberseguridad del Colegio de Profesionales en Informática y Computación (CPIC).

Justo el CPIC celebra en estos días la VI Jornada de Protección de Datos y Privacidad. La actividad busca concientizar que la protección y privacidad de los datos personales es un derecho fundamental que todo individuo tiene, con el fin de controlar y proporcionar toda aquella información que lo identifica ante la sociedad, instituciones y gobierno.

“Desde CPIC y la Comisión de Ciberseguridad reconocemos la importancia del uso adecuado de los datos personales de los costarricenses. Con actividades como la VI Jornada de protección de datos y privacidad, CPIC busca informar y crear conciencia sobre los medios existentes para que los habitantes de nuestro país puedan velar por el buen uso de sus datos”, comentó Bustamante.

La protección y privacidad de los datos se encuentra regulada por la ley 8968, la cual tiene como objetivo garantizar a toda persona, independientemente de su nacionalidad, residencia o domicilio, el respeto a sus derechos fundamentales, concretamente, su derecho a la autodeterminación informativa en relación con su vida o actividad privada y demás derechos de la personalidad, así como la defensa de su libertad e igualdad con respecto al tratamiento automatizado o manual de los datos correspondientes a su persona o bienes.

 

Exagerada comunicación

Bustamante señaló que gran parte de nuestros datos personales se han convertido en información de dominio público, por ejemplo, el correo electrónico, número de teléfono, número de cédula, etc.; esto en parte por el exceso de confianza de los usuarios y el desconocimiento de la ley o desdén de algunas empresas por la protección de los datos de sus clientes. 

“Cada día vamos entregando información importante por asuntos que no tienen importancia. Por ejemplo, damos nuestro nombre, correo electrónico, número de cédula y número de teléfono en cualquier comercio para ‘participar en alguna rifa’, o dejamos nuestra cédula de identidad con el oficial de seguridad de algún edificio para ‘poder ingresar al mismo’; brindamos hasta la fecha de nacimiento para crear alguna cuenta en redes sociales o plataformas de videojuegos”, dijo.

Añadió también que las personas se toman fotos y las suben a alguna red social sin tomar en cuenta restricciones de privacidad; olvidándose de que la imagen de su rostro es un dato biométrico que hoy en día se puede utilizar para tener acceso a los dispositivos electrónicos. Y se podría seguir listando un sinnúmero de prácticas en las que entregamos nuestra información confiando en el receptor, independientemente si tienen o no políticas de privacidad que protejan nuestros datos, y cuando las tienen, casi nunca las leemos (la letra pequeña de los contratos, términos y condiciones, etc.), amplió el experto.

 

 

Consejos

  • Lea siempre la letra pequeña de lo que firma, ya que en ocasiones se autoriza el uso de los datos personales
  • En plataformas de juegos, redes sociales y otros, no sobreexponerse, no es necesario brindar todos los datos personales reales. Por ejemplo, para crear un correo electrónico, da igual poner que nació en 1990 que en 1975, no es indispensable brindar el año real en esos sitios.
  • Evitar al máximo el entregar información personal en asuntos sin importancia. Por ejemplo: nunca poner en un cupón “para participar en una rifa” el mismo correo electrónico que tenemos registrado en los bancos. O sea, si desean participar en rifas o tener un correo para conversar con amigos o para redes sociales, que ese sea un correo totalmente distinto del que registren en los bancos.
  • Al hacer compras en línea, brindar la información estrictamente necesaria para la compra y utilizar tarjetas virtuales, para no exponer las tarjetas principales.
  • Tener una clave distinta para cada sistema o plataforma, nunca usar una misma clave para todo, ya que, si nos roban la clave, podrían acceder a todos los sitios y sistemas en que estemos registrados, y ver correos electrónicos con estados de cuenta, facturas de servicios públicos que incluyan la dirección de nuestra casa, información médica, etc.

 

 

La VI Jornada de protección de datos y privacidad se realiza los días 30 y 31 de enero, de 6:00 pm a 9:00 pm; son tres diferentes sedes: el Auditorio de la UNED, Universidad Fidélitas y Auditorio CATTECU de la UCR respectivamente. La entrada es gratuita.

 

Agregar comentario

Comentarios