Tipo de CambioCompra Venta
USD $ / CR ¢ 576.71583.86
EUR € / USD $ 0.00
Fuente: BCCR
Primera Plana
Criterium


Alvarado vs. Alvarado

José María Penabad López * | Viernes 23 de Febrero, 2018

El lunes, 5 de febrero, cuando los costarricenses despertaron de una noche/madrugada insomne, el susto electoral aún estaba allí: asustando más. Singulares síntomas universalizados por Augusto Monterroso con su dinosaurio.

Fabricio y Carlos, ambos idéntico apellido, al frente del Restauración y PAC, elegidos en las urnas (04/02/18) para la contienda final, duelo a ¨muerte¨ democrática, guion del FarWest Dallas que se le escapó a Clint Eastwood. Será un mítico Alvarado vs Alvarado. De película, pura vida.

¿Por qué los inveterados Antonio Álvarez, Rodolfo Piza y Juan Diego Castro, con sus veteranos partidos, bien conocidos en autos, no ocupan plaza en la elección definitoria del próximo Primero de Abril? He ahí la cuestión.

A flor de piel existen razones que confirman la aparición, consolidada por el sufragio, de nuevos héroes políticos. En la trastienda realista del caso tendrán que hilar muy fino los profesionales politólogos para explicar fuerza y meollo de los resultados que correctamente entregó al país el sobrio TSE.

Steven Spielberg, director de la reciente sensación cinematográfica ¨Los papeles del Pentágono¨, concurre en nuestra ayuda: ¨Tengo la esperanza de llegar a concienciar a la gente del esfuerzo que requiere dar con la verdad. Decir algo así hace veinte años hubiese parecido una obviedad, actualmente resulta una frase revolucionaria¨. Se interpreta: No porque antes fuera más fácil conocer la verdad sino porque ahora hay gente a la que no le importa prescindir de ella.

La mentira miente y la verdad no, dijo el filósofo. Es la verdad que buscan los liberacionistas, a vote pronto, sin esperar 24 horas, como es el caso de arraigado verdiblanco, Fernando Berrocal, que hizo pública su inquietud, petición ante el Comité Ejecutivo Superior del Balcón Verde, en base al estatuto orgánico, para exigir respuesta creíble sobre la debacle del domingo electorero.

Miguel Ángel Agüero, santo y seña de su consagrada ¨La Machaca¨, en caliente, sin dejar respirar a Berrocal, interroga al propio Fernando y establece la primera coyuntura para justificar el fracaso del PLN. Escribió Agüero: ¨¿Quién o quiénes decidieron hacer a un lado a José María Figueres?¨

La consecuencia (ausencia de JMFO), que no tendrá réplica oficial, liberacionista, implica el primer capítulo del sonado revés verdiblanco. La Nación siempre baluarte anti figuerista, titula (06/02/18) ¨Liberación Nacional sufrió la peor derrota de su historia¨. La derrota no tiene padrinos. Huyen los consejeros y escapan los ex amigos.

Efectivamente, evidencia de primer grado, los dolidos figueristas, por la malsana y oscura marginación de su líder, entregaron sus votos a la rama (PAC) desgajada del PLN. Y ningunearon a quien los despreció. Sorpresa, don Tony Pacheco, portavoz de los anti JMFO, en abierto disimulo de la realidad, rápido pasa página y lanza la primera piedra contra la actual jerarquía del Balcón Verde: pide renuncia plena. Son ¨otros¨ los culpables, escabulle el bulto.

Liberación Nacional, verdad eterna, nació, vive y vivirá ligada a la grandeza y proyección de Don Pepe Figueres, el estadista de las mayorías y el hombre del desarrollo democrático/cívico de Costa Rica. Herir, como se hizo, a su hijo José María, con capacidad probada y posición tan típicamente costarricense, ha sido el error político mayúsculo, más concluyente, del PLN. A las pruebas reales, balance de las urnas, nos remitimos.

Idéntico yerro en la Unidad Social Cristiana. La división del PUSC y PRN condujo a lastimosas estadísticas. Sumen los votos de uno y otro y hallarán la solución a sus problemas personalistas. Y no sólo por la mencionada causa. Igual cayeron en el pecado de olvidar a sus valores. El ex presidente Abel Pacheco era (es) la figura señera para convencer sobre todo a los votantes de raíz calderonista en época sufrida como la actual de fisco en quiebra. Don Abel entregó las arcas llenas. Ni lo fueron a buscar ni lo tomaron en cuenta ¡Soberbia! Y perdedores.

Juan Diego Castro tiene razón: despertó las conciencias. Exhibió a quienes lucran con el sudor de los costarricenses, los apuntados a las pensiones de lujo, sin haber cotizado para ello. Sólo por meritocracia política. Y el pueblo se lo agradece ¿Por qué no lo votaron? Misterio de la condición humana. Churchill, héroe mundial, tras ser uno de los genios vencedores de la Gran Guerra, aniquilador del nazismo, perdió las siguientes elecciones inglesas en la paz.

Alvarado vs. Alvarado. Don Fabricio y don Carlos. Lo anticipó el filósofo José Ortega y Gasset: ¨Las circunstancias son el dilema, siempre nuevo, ante el cual tenemos que decidirnos¨. Y callar asoma un rescoldo de cobardía.

Don Fabricio: mezclar política y religión ni es oportuno para Costa Rica ni para país democrático alguno que encuentre posición en la Tierra. Implorando al Cielo no se gobierna ni bien ni mal. Se fanatiza la gobernanza.

Don Carlos: Tiene una gran ventaja, es joven e inteligente. Sabrá remar hacia buen puerto. Y las nuevas generaciones encontrarán en usted el ejemplo para merecer un venturoso canto de esperanza sobre el futuro del país.

Moraleja espiritual: Carlos Alvarado ojalá disponga de humildad y visión al escoger el formal tutor para su andadura en Zapote. Y, desde luego, la recomendación es clara: Ottón Solís Fallas a cuya imagen y semejanza debe derivar el PAC. Solís Fallas es, lo ha demostrado, el Edward Kenndy de nuestro contorno. Más nítida verdad no cabe ¡Suerte!

(*) Periodista

Agregar comentario

Comentarios