Tipo de CambioCompra Venta
USD $ / CR ¢ 576.71583.86
EUR € / USD $ 0.00
Fuente: BCCR
Primera Plana
Criterium


El inmenso valor del fairness

Edgar Fonseca Monge | Lunes 2 de Septiembre, 2019

Es un principio clave en el ejercicio periodístico.

Sin él de por medio, ese ejercicio se enrarece y pierde balance.

Por ello la aplicación del fairness debe ser una de las herramientas cotidianas en nuestra misión profesional.

Da un sentido particular de equidad, de tratamiento imparcial a quienes afectemos con nuestras informaciones, particularmente en casos complejos, investigaciones, denuncias, acusaciones.

Me costó digerirlo en la década de los setenta cuando el maestro Guido Fernández nos lo clavó con cincel en nuestras primeras correrías reporteriles.

Con el tiempo llegué a apreciar su riquísimo significado de balance en la tarea informativa.

Sin duda podemos considerar su aplicación la más cercana aproximación al crítico principio de la presunción de inocencia que rige en justicia. 

Acudir al fairness en cada nota, información, reportaje, investigación, no debe considerarse, bajo ninguna circunstancia, una regalía del periodista a sus fuentes o protagonistas, sino una estricta obligación profesional.

Buscar esa versión opuesta de los temas, de los acontecimientos, de los personajes, añade una particular dosis de equidad no solo a la hora de preparar el material sino al momento de divulgarlo.

En toda información, el reportero debe hacer el máximo esfuerzo posible por consultar la “otra versión de los hechos”, la “otra cara de la moneda”.

Y es responsabilidad de directores y editores rigurosos demandar su búsqueda. 

No solo por responsabilidad profesional sino porque otorga un sentido inequívoco de opción de defensa a quien vaya a ser aludido sobre todo cuando se trata de casos polémicos, controversiales, en donde esté de por medio la imagen y la reputación de los protagonistas de los hechos.

Deben tenerse en cuenta las repercusiones legales que puede conllevar una información carente de fairness.

¿Qué pasa si la fuente aludida, cuestionada, investigada, se resiste a conceder el fairness?

Su obligación profesional como reportero es, primero, hacer constar públicamente que ha hecho todo su esfuerzo por darle oportunidad de descargo a la fuente.

Y debe procurar verificar si aquella fuente ha expuesto en otros medios puntos de vista o posiciones respecto del tema bajo discusión, pronto a ser publicado. 

Si lo ha hecho, debe hacerlo constar con detalle en su publicación. Lo anterior le dará garantía a su audiencia de que usted ha sido imparcial en el tratamiento de la información y de sus fuentes.

En estos tiempos de vértigo digital, es probable que haya algunas vallas de rigor profesional que tiendan a ser disminuidas en aras de revelar con inmediatez hechos llamativos, impactantes y trascendentes. Y es probable que, por premura, lo primero que caiga en el “campo de batalla” diario sea la debida aplicación del fairness.

Sin perder de vista la vertiginosidad de los sucesos, de las versiones, de las declaraciones e informaciones, nada justifica omitir el fairness. Su uso enriquece todo contenido periodístico y refuerza la seriedad, responsabilidad y credibilidad de quienes lo practican.

Agregar comentario

Comentarios