Tipo de CambioCompra Venta
USD $ / CR ¢ 576.71583.86
EUR € / USD $ 0.00
Fuente: BCCR
Primera Plana
El Pais


Dieta de ticos eleva riesgo de cáncer de próstata

Daniela Zúñiga Colaboradora de Primera Plana | Jueves 11 de Junio, 2015

Los hombres con una dieta alta en grasas saturadas, carnes rojas y productos preenvasados son fuertes candidatos para desarrollar un cáncer de próstata. La situación empeora si la dieta carece de un adecuado consumo de frutas y vegetales.

Este es el principal hallazgo del estudio "Características de la alimentación consideradas como factores de riesgo del cáncer de próstata en hombres adultos residentes en Costa Rica, 2013", realizado por la  nutricionista Stephanie Cordero.

La alta incidencia de este tipo de cáncer en todo el mundo motivó a Cordero a buscar el vínculo entre los hábitos de alimentación de los hombres costarricenses y las probabilidades de padecer esta enfermedad.

El cáncer de próstata se posiciona en el segundo lugar de incidencia en Costa Rica después del cáncer de estómag. Además, se ha presentado un aumento significativo en hombres de los 40 a los 75 años de edad, con mayor prevalencia en los cantones de Alajuela, Desamparados y San José.

“La grasa debe proveer un máximo del 30% de la energía alimentaria. Los hombres que participaron en el estudio consumían en promedio un 38%. Es decir, este alto porcentaje está compuesto en su mayoría por la grasa saturada proveniente de productos procesados, embutidos como natilla, mantequilla, y alimentos procesados”, detalló la investigadora.

Otro resultado señala el consumo de carnes rojas como un factor importante de riesgo. En el caso de los varones ticos este consumo es muy alto, en contraposición con un bajo consumo de pescado, alimento que sí es recomendable.

El tipo de cocción de las carnes, según las investigaciones, también puede significar un factor de riesgo por el alto consumo de carnes fritas, el cual aumenta el contenido de grasa. Se suman los métodos de cocción a altas temperaturas (a la parrilla y asados a más de 200°C) que liberan compuestos potencialmente cancerígenos.

¿Qué hacer?

La buena noticia es que el riesgo de desarrollar un cáncer de próstata se puede reducir de manera significativa con simples cambios en la dieta.

El tomate, por ejemplo, se debe consumir más de cuatro veces a la semana. Esta fruta está compuesto por un pigmento denominado licopeno, que sirve como agente protector capaz de inhibir el crecimiento de las células cancerígenas. El tamaño recomendado por porción es igual al de una bola de tenis.

“Es mucho mejor cuando el tomate se cocina solo ya que las paredes del licofeno se rompen y hay una mejor absorción en el cuerpo”, aconsejó

Otros alimentos preventivos son frutas de color rojo como la sandía. Asimismo, la papaya o el chiledulce. Se recomienda consumir garbanzos y lentejas como alimentos esenciales en la dieta. Ambos contienen Selenio, un micronutriente preventivo del cáncer de próstata. También poseen una acción antioxidante y refuerzan el sistema inmunológico.La investigación de Cordero reveló un muy bajo consumo de estos alimentos.

Con respecto a los vegetales, se deben consumir al menos ocho racimos de brócoli a la semana, dado que posee un químico denominado sulforafano con un alto potencial anticancerígeno.

Para el presidente del Colegio de Nutricionistas, Esteban Rojas, el estudio de Cordero es un llamado de atención para que los hombres costarricenses mejoren sus hábitos alimenticios y reduzcan el riesgo de padecer enfermedades como el cáncer.

Agregar comentario

Comentarios