Domingo 18 de Noviembre, 2018
Histórico

Aberraciones históricas en política partidaria

Jueves 13 de Enero, 2011
ABERRACIONES HISTÓRICAS EN POLÍTICA PARTIDARIA
 
Juan José Arce Vargas (*)
pplana@colper.or.cr
 
Muchas informaciones y discursos políticos hacen referencia como fundador del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) al reformista social, el estatista, el caudillo y ex Presidente de La República, Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia (1940 - 1944) quien promulgó el Código de Trabajo, las Garantías Sociales, el Seguro Social y el fundador de la Universidad de Costa Rica (UCR) actos todos que mejoraron las condiciones de los trabajadores y la sociedad costarricense.
Las ideas, principios y valores del Dr. Calderón Guardia sin duda permearon en la fundación del PUSC, pero no fue su fundador, dado que el PUSC nace oficialmente en 1982. El colega Jorge Poveda Quirós, carné 829, relata:
“Cuando el Dr. Calderón Guardia participó activamente en política nacional en los años treinta-cuarenta, la doctrina del socialcristianismo no estaba ideológicamente cimentada en el país y habían dispersas tres orientaciones que compartían sus fundamentos: unas procedentes del General Jorge Volio (conocido como el Tribuno de la Plebe) con su partido Reformista, otras provenientes del Doctor Calderón Guardia (quien militaba en el Partido Republicano Nacional) y que había adquirido a su paso por Bélgica y otras sostenidas por Monseñor Víctor Manuel Sanabria (Arzobispo con gran compromiso con la Doctrina Social de la Iglesia).
Por tanto lo cierto es que fueron las ideas católicas del Código Social de Malinas, de la Encíclica Rerum Novarum, las ideas, el liderazgo y el compromiso del Doctor Calderón Guardia, así como las encíclicas papales divulgadas por Monseñor Víctor Manuel Sanabria Martínez las que cimentaron las bases del socialcristianismo nacional de los años cuarenta, no su expresión electoral que nace en 1982. 
A esa ideología se oponían Manuel Mora Valverde con el llamado “Marxismo criollo”, apoyado por los sindicatos de zapateros, sastres y la naciente Federación de Juntas Progresistas, así como las ideas aún no bien eclosionados del que luego sería el Centro de Estudios Sociales (con planteamientos principalmente de la Socialdemocracia) que llegaría a ser la raíz ideológica primigenia del Partido Liberación Nacional (PLN)).
El Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) llegó a concretarse años después del fallecimiento del Dr. Calderón Guardia poco antes de 1978, con la formación de la Coalición Unidad, resultado de la fusión de cuatro agrupaciones electorales: a) el Partido Renovación Democrática (liderado por Rodrigo Carazo Odio q.e.D.g. 9 de diciembre del 2009), b) el Partido Demócrata Cristiano (liderado por el Dr. Grillo, el Dr. Jenkins y el MSc. Jorge Poveda ), c) el Partido Unión Popular –procedente de una división del Partido Unificación Nacional, liderado por el Lic. Cristian Tattembach Iglesias, d) el Partido Republicano Calderonista que era también un desprendimiento del Partido Unificación Nacional, y era liderado por el Lic. Rafael Ángel Calderón Fournier a quienes seguían una gran masa de calderonistas, en agradecimiento a la memoria y obra de su padre.
La ideología y el respaldo doctrinal y financiero de la Fundación Konrad Adenauer Stiftung y la Unión Mundial Demócrata Cristiana (UMDC) fue el comienzo para el proceso de coalición que era apoyado por los expresidentes de la República de Venezuela, Rafael Caldera (1969-1974 y 1994-1999) y Luis Herrera Campins (1979-1984) y por el ex-canciller Dr. Aristides Calvani ,entre otros dirigentes.
El proceso anterior a la llamada Revolución de 1948 (una Guerra Civil) uniría tácticamente a calderonistas y a comunistas en defensa de los logros del Dr. Calderón Guardia y hay dos lecturas distintas al respecto: una que abona todo en favor del Dr. Calderón Guardia, otra que abona todo en favor del Lic. Manuel Mora.
Creo que lo justo históricamente es dar a ambos crédito por sus propias acciones sin demeritar al otro. Y el concepto de caldero-comunista que ha pasado a la historia es un hecho irrefutable que me costa, pues mi padre era marxista, seguidor del marxismo criollo de Manuel Mora, pero no tuvo ningún inconveniente en ofrendar su vida-como muchísimos otros lo hicieron- por las ideas y realizaciones del Dr. Calderón Guardia y mi familia heredaría entonces el apelativo de “caldero-comunista”.    
Los primeros resultados que inician la consolidación del que sería el futuro PUSC se producen en febrero de 1978, con la victoria electoral por parte del candidato del Partido Coalición de Unidad, Rodrigo Carazo Odio contra el Partido Liberación Nacional (PLN).
Anterior a esa elección y, principalmente desde las páginas del diario Excélsior, controlado por el PLN, se inicia una campaña de descrédito en contra del Dr. Aristides Calvani quien recientemente fue propuesto por el Vaticano, junto con su esposa Adelita Abbo, para un proceso de beatificación.
En el gobierno del Lic. Rodrigo Carazo Odio, la oposición interna provino del mismo Lic. Rafael Ángel Calderón Fournier y externamente del Partido Liberación Nacional y curiosamente a Carazo le consideraban “liberacionista” los calderonistas y “socialcristiano” los liberacionistas y el solía decir que solo él sabía con quien estaba alineado. Y cuando uno le preguntaba acerca de su alineación ideológica respondía invariablemente: “no estoy alineado con nadie, ni siquiera con los no alineados”.
Bajo el liderazgo de Rafael Ángel Calderón Fournier (ex Canciller del gobierno de Carazo), con el esfuerzo de todos los coaligados, a excepción del Lic. Rodrigo Carazo quien se había retirado de la política electoral activa, y con la ayuda del ex presidente Luis Alberto Monge Álvarez (1982-1986), la Coalición Unidad se transformó en el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).
Sin la presencia de Rodrigo Carazo, el PUSC acogió prácticas fuera de los principios ideológicos del PDC (Partido Democracia Cristiana) y fue sordo a los consejos y asesorías de la Fundación Konrad Adenauer.
El PUSC se impregnó de ideas pragmáticas de “moda” y sus líderes, hábiles en maniobrar en la “arena” nacional mediante acciones de política tradicional, mostraban carencias de los fundamentos ideológicos del socialcristianismo.
El PUSC encerrado en una visión autista fue refractario-cada vez más y más- a los principios tanto de la democracia cristiana como del socialcristianismo y fue adoptando ideas y poses liberales.
Hubo un intento por rescatar la ideología socialcristiana por medio de la unión de dos conceptos antagónicos: Economía de Mercado y Acción Social, conocida como Economía Social de Mercado, propuesta por el Dr. Miguel Ángel Rodríguez Echeverría (ex presidente 1998-2002), pero sin resultado visible.
Los futurólogos afirman que han muerto todos los “ismos” ideológicos: Marxismo, Comunismo, Capitalismo, Socialcristianismo y con el fin de las ideologías, queda una sola: Pragmatismo, que elimina la teoría porque lo verdaderamente útil es la práctica
El grave problema que subsiste es que la practica -según podemos deducir de lo que sucede en el mundo se ajusta a estas denominaciones muy pragmáticas: a) Socialismo del Siglo XXI que recoge ideas de toda clase en una confusión inaudita simplemente para afirmar que es “antiimperialista”, pero sin agregar nada nuevo a los fracasos del marxismo en la antigua URSS y satélites o en la Cuba de Castro. b) Capitalismo que prefiere autodenominarse Neo-Liberalismo, pero se aferra a las prácticas salvajes del mercado, ahogando toda iniciativa que se le oponga. c) Tribalismo  que es la forma tradicional en que se manejan muchos países de África y Asia, manteniéndose sumidos en prácticas del pasado. d) Realismo chino que es una mezcla conveniente de Socialismo (en lo Político-Social) y Capitalismo (en lo productivo) que le ha permitido avanzar hasta los primeros lugares en lo tocante a la Economía, pero permaneciendo con prácticas tribales en lo social.
Tal parece que el PUSC en Costa Rica pese a su autodenominación de socialcristiano no atina a encontrar un derrotero en consonancia con la figura del Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia a efecto de que le honre adecuadamente en el discurso y en la práctica".    
La Historia estima que los partidos políticos que respetan la relación entre ideología partidaria y acciones en el poder son los que más han ganado elecciones, por lo que no es de extrañar que el Partido Repúblicano es quien más victorias electorales tiene en EE.UU., los ciudadanos, generalmente, no votan por programas electorales si no por ideas, las cuales los defienden y representan.
En ese sentido, periodismo político especializado es informar de la concordancia histórica y actual de los partidos con los planes, los programas de gobierno, las acciones y los hechos en el poder.
(*) Historia del PUSC del colega Jorge Poveda Quirós, carné 829.

Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario