Domingo 18 de Noviembre, 2018
Histórico

La presencia italiana en Costa Rica

Jueves 25 de Noviembre, 2010
LA PRESENCIA ITALIANA EN COSTA RICA

Matteo Brancacci Rendine
Presidente Asociación Italiana de Mutuo Socorro
tutile1890@racsa.co.cr
El 12 de diciembre de 1887 los patrones tradicionales de migración de italianos a Costa Rica cambiaron abruptamente, 762 italianos, la mayoría mantovanos, arribaron a Puerto Limón para trabajar en la construcción de la línea ferroviaria que conectaría San José con el puerto caribeño. Seis meses después, llegó otro grupo de 671 hombres. La construcción se hizo en tres diferentes administraciones y la tercera administración con Minor Cooper Keith que comprende desde mayo 1879 hasta 1890 año en que se finalizó.
En octubre de 1988 los trabajadores italianos ubicados en la zona del Reventazón, promovieron una huelga tan masiva como lo había sido su inmigración. Su reclamo era fácilmente justificable, hasta el mismo Minor Cooper Keith tenía conciencia de lo malsano de la región donde se encontraban, puesto que había afirmado que “el clima del Reventazón, con pocas excepciones, no puede ser resistido sino por negros antillanos”, además carecían de asistencia médica y falta de retribución salarial por parte del empresario. La huelga se mantuvo firme y compacta amparada al contrato que el segundo grupo de inmigrantes había firmado con un representante del empresario Keith, que contemplaba con pormenores los derechos y deberes de los trabajadores, incluyendo asistencia médica y su repatriación en caso necesario.
 Estos trabajadores pasaron a la historia costarricense por protagonizar lo que muchos historiadores consideran la primera huelga en suelo nacional.  
 Ante la difícil situación y la presión del mismo Keith y de los italianos, el gobierno costarricense termina ofreciendo condiciones de vida ventajosas para estimular el establecimiento de “los tútiles” en el país.   
Este asunto de la huelga transcendió en Italia hasta los niveles más altos de la esfera política, el Parlamento Italiano decidió el 14 de marzo de 1889, enviar un vapor para trasladar a Italia a los italianos que así lo desearan, pero era demasiado tarde, tres días antes 848 italianos habían salido hacia Puerto Limón, decididos a ser repatriados y el 16 de marzo se embarcaron rumbo a Italia en el vapor francés Fredinand de Lesseps. 
Los italianos que regresaron a su patria, agradecieron a los costarricenses que hicieron posible este viaje, esto quedó plasmado en una publicación del Diario La República: “Volveremos a nuestro país, más el dulce recuerdo de los generosos ciudadanos de Cartago y San José, quedará en nuestro corazón por toda la vida, pues no podremos nunca olvidar que si vamos hoy a abrazar a nuestros pobres hijos, lo debemos al amor de fraternidad con que nos han acogido cuando necesitábamos de todo. Por esto nuestro grito será siempre “vivan los costarricenses”. Los italianos”. Fueron 521 italianos los que decidieron quedarse y probar suerte en Costa Rica, para el año 1892 su número era de 622 personas.
Este grupo dio un impulso decisivo para que se formara en Costa Rica una verdadera comunidad italiana numéricamente consistente, llegando a ocupar el segundo lugar en colonia de extranjeros después de los españoles.
La Asociación Italiana de Mutuo Socorro
Un antecedente importante para entender la huelga y el establecimiento de agrupaciones como la Mutuo Socorro, años después, es la experiencia organizativa de muchos de los italianos que en su mayoría eran originarios de la región de Piemonte, donde el fenómeno mutualista se difundió y se radicó, tomando en las sociedades de mutuo socorro los instrumentos para minimizar el costo social de la revolución industrial y atenuar el riesgo de situaciones conflictivas.
Es importante señalar que la primera asociación de mutuo socorro “La Societá Generale degli Operai” (Sociedad General de los Obreros), nació en el año 1848 en la ciudad de Pinerolo próxima a Turín en la Región de Piemonte.
En Italia el período en que las Asociaciones de Mutuo Socorro se difundieron más es el comprendido entre 1860 y 1880; sucesivamente, a este tipo de experiencia, que algunos consideraban paternalista, se acercaron otros tipos de organizaciones de trabajadores, sindicales y partidistas, que sustituyeron el concepto mutualista y solidarista. 
La decisión de quedarse en un país ajeno al propio y la vivencia de diferentes situaciones tan decisivas como la huelga, marcaron el camino para que diversos esfuerzos organizativos intentaran brindar una cohesión formal a la comunidad italiana. Esto no resulta para nada un caso aislado, casos similares sucedieron en importantes centros de migración italiana tales como Brasil y Argentina.
En enero de 1890, un grupo de trabajadores ligados a la edificación del Teatro Nacional y anteriormente a la construcción del ferrocarril fundó la Sociedad Filantrópica Italiana.  
Sociedad Filantrópica Italiana

“La Sociedad Filantrópica Italiana tiene por objeto el alivio de los italianos pobres, enfermos y faltos de colocación, proporcionándoles trabajos, medios de curación ó [sic] recursos para volver al seno de su familia, cuando quedasen inhábiles al trabajo.

Los socios pobres tendrán derecho, en caso de enfermedad, a ser socorridos en el Hospital de San Juan de Dios, durante su enfermedad ó a domicilio, y la Sociedad les abonará un pequeño diario durante su convalecencia...

Los socios que fallecieran pobres y sin recursos serán sepultados por cuenta de la Sociedad y según su religión. La Sociedad adquirirá más tarde y cuando los fondos lo permitan, un área de tierra en el Cementerio General”.

Indudablemente muchas de las ideas y principios planteados por la Sociedad Filantrópica Italiana, sirvieron de inspiración en la consolidación de la Asociación Italiana de Mutuo Socorro.
No cabe duda del aporte organizacional, tanto social como sindical que la huelga promovida por los italianos dio a la Costa Rica de antaño, muy posiblemente el movimiento cooperativo en este país tenga influencias de ese aporte.

Agregar Nuevo Comentario:

Nombre
Email
Comentario
Fecha: 2018-04-16
Muchas gracias por su articulo, existen registros de nombres de los italianos que llegaron por barco a Puerto Limon, gracias.
Comentado por: Patricia Alvarado
Fecha: 2018-02-02
hello. My grand grand grand father Giusto Sabbioni went for CostaRica working in the early railways : https://books.google.pt/books?id=9Nb18mLvChYC&printsec=frontcover&hl=pt-PT#v=onepage&q&f=false Can you tell me more about Giusto Sabbioni, mujer etc? Paulo Serra from Portugal
Comentado por: paulo serra
Fecha: 2017-11-01
idñfjisdeoowewsaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaFELIX HALLOWEN
Comentado por:
Fecha: 2017-05-06
excelente artículo. Mi pregunta es si formaron algún tipo de sociedad de socorro los italianos en Limón y en cuál año??Gracias.
Comentado por: Axel Alvarado